Nueva edición actualizada de Historia del Cine, de Mark Cousins

Nueva edición actualizada de Historia del Cine, de Mark Cousins

Se reedita una obra de referencia para los cinéfilos e historiadores, traducción española de la edición inglesa de 2011, que ampliaba y actualizaba la primera edición original de 2006.

La editorial Blume que había editado en 2011 la edición original de Cousins (The Story of Film: A Worldwide History, Thunder’s Mouth Press, Nueva York, 2006), publica ahora esta NUEVA EDICIÓN ACTUALIZADA que el historiador británico concluyó, precisamente, en el año 2011, tal y como confirma en su prólogo. Precisamente en ese mismo año se emitió en las televisiones inglesas la adaptación en quince episodios de su obra magna, The Story of Film, que en España ha sido editada con mimo por Cameo Media.
Es interesante leer el libro antes o después de haber visto dicho documental, dirigido por Mark Cousins y escrito ad hoc, no exactamente siguiendo el libro al pie de la letra (pues hay cineastas omitidos en el texto que sí aparecen en las imágenes del film, en especial los de la contracultura).
Editorial Blume continúa así su labor vinculada al séptimo arte, con una serie de libros sobre la historia del cine y su análisis, como Clint Eastwood. Una retrospectiva (Richard Schickel), Películas legendarias (Paolo d’Agostini), 100 ideas que cambiaron el cine (David Parkinson), o los dedicados a las carreras de Scorsese o  Polanski, entre otros.
El libro de Marc Cousins se abre con dos citas, una del gran intelectual Arthut Koestler, sobre el grado de originalidad del artista, y otra de Lauren Bacall:
La industria es una mierda, lo que es grande es el medio. Lauren Bacall

Amas citas dan la idea de lo que en realidad el libro es, pues en sentido amplio no estamos ante una Historia del cine (pese a su pretencioso título) sino ante un recorrido desde el punto de vista artístico, estético e histórico sobre el cinematógrafo como arte, como medio y como lenguaje. Ciertamente el libro de Cousins no tiene la gran base intelectual de otras Historias del Cine más completas y rigurosas, como son las de Roman Gubern o José Luis Sánchez Noriega en el caso de España, pero cre que tampoco es eso lo que pretende el autor de Edimburgo. El libro cuenta la trayectoria del arte de hacer cine y, en ese sentido, sí es modélico y muy útil para estudiantes de cine y audiovisuales en un primer acercamiento general, para el cinéfilo, pues su voluntad es pedagógica-divulgativa. No está destinado a especialistas en Historia del Cine (cualquier historiador conoce lo que en él se cuenta y mucho más), sino a estudiantes que buscan reflexiones sobre el hecho artístico del cine. Es decir, se aprecia una voluntad ensayística, unida a la de la divulgación de datos históricos.  En ese sentido es interesante ver cómo la primera parte, El cine mudo, conecta con la tercera y última, La era digital, que Cousins arranca en 1990, siguiendo con una teoría de décadas que siempre me ha parecido arbitraria (lo lógico hubiese sido comenzarla en 1995, año de la comercialización de Internet).

Guardan especial interés los capítulos del inicio del sonoro, tanto el titulado “El cine clásico japonés y el cine romántico de Hollywood (1928-1945)” (pp. 116-186), como el de “La devastación de la guerra y la consolidación de un nuevo lenguaje cinematográfico (1945-1952)” (pp. 186-216). Se agradece, además, el interés del autor por incluir a las mal llamadas cinematografías periféricas (Asia, África, Latinoamérica, en especial India, Japón, México, Argentina o Brasil), sin embargo, es pobre su estudio de los cines del este de Europa en tiempos de la Guerra Fría, los llamados Cines del Este, que Cousins incluye en el capítulo 7 “La explotación de la historia (1959-1969)”, subtitulado “Declive del cine romántico e irrupción de la modernidad”. Y digo pobre, porque algunas de las cinematografías más potentes del mundo en aquellos años, como las de Polonia, Unión Soviética o Checoslovaquia, son despachadas en menos de diez páginas, dentro del epígrafe “El nuevo cine del Este de europa”, señalando con los tópicos de siempre, a los autores de siempre, Polanski, Jancsó, Forman, Chitilová, Menzel, Paradjanov o Tarkovski (grandes autores todos ellos, pero hubo otros de ese nivel que el libro omite de modo incomprensible). Las ausencias de nombres, films y análisis son notables. De un libro titulado Historia del Cine se espera uno mucho más. Lo mismo que el cine latinoamericano de esos mismos años sesenta, tan influyentes en la Historia, no sólo en la del cine, que Cousins se ventila en un pispás.

Pese a estos reparos, a una obra hay que juzgarla por lo que es, no por lo que no es o por lo que pudo haber sido (se percibe una labor de poda en la edición inglesa, en aras de convertirlo en un libro de lectura fluida y no en obra de consulta, al modo de diccionario), y el libro de Mark Cousins no sólo es necesario, sino imprescindible. Digo imprescindible porque se editan cientos de libros de cine al año, pero muy pocos con tanto calado y variedad de enfoques, que abarquen 120 años ya (el período 1891-2011 es el que recoge el libro). Para comprender la relación cinematográfica entre forma y contenido, el eterno debate entre la estética y el tema, que vertebra toda la Historia del Arte, esta Historia del Cine es un libro obligado en la estantería de todo aquel que pretenda adquirir conocimientos sobre el arte que algunos tanta amamos.

RESUMEN EDITORIAL

La creatividad es el motor que ha hecho avanzar el mundo del cine. Éste es el principio del que parte este libro, sin el cual resulta imposible entender lo que ha convertido el séptimo arte en el poderoso medio que es en la actualidad.

Comentarios sobre personalidades, datos referentes a avances tecnológicos y cambios en la producción junto con comprometidas descripciones de las escenas más innovadoras de las propias películas, captan los aspectos más relevantes de la historia del cine sin tener que recurrir a la jerga cinematográfica ni a un exceso de teoría. Explica cómo los cineastas influyen unos en otros y al mismo tiempo reciben la influencia del mundo en el que les ha tocado vivir.

Contenido

Introducción 6

EL CINE MUDO

Experimentar con las técnicas (1895-1903) 20

La importancia de la historia (1903-1918) 34

La expansión internacional del estilo (1918-1928) 60

EL CINE SONORO

El cine clásico japonés y el cine romántico de Hollywood (1928-1945) 116

La devastación de la guerra y la consolidación de un nuevo lenguaje cinematográfico (1945-1952) 186

El protagonismo de la historia (1953-1959) 216

La explotación de la historia (1959-1969) 266

Libertad y deseo de explorar (1969-1979) 328

Entretenimiento y filosofía (1979-1990) 388

LA ERA DIGITAL

De 1990 hasta el presente 436

Conclusión 486

Glosario 494

Mark Cousins es escritor, crítico de cine, productor y director de documentales. Es catedrático honorario de Estudios Audiovisuales y Cinematográficos por la Universidad de Stirling, y enseña estética del cine en el Edinburgh College of Art. Como director del Festival Internacional de Cine de Edimburgo en los años noventa, fue creador del programa de debate conocido como Scene by Scene, que más tarde se adaptó en forma de serie para la BBC y en formato de libro. Ha realizado documentales sobre los neonazis, la primera Guerra del Golfo y Mijail Gorbachev. Colabora regularmente con Sight and Sound, Prospect y The Times. Es productor y dirige su propia compañía.

 

Diego Moldes
diegomoldes@hotmail.com
No hay comentarios

Post A Comment