BLAKE EDWARDS (Tulsa, Oklahoma, EEUU, 1922-Santa Mónica, Cal., EEUU, 2010)

BLAKE EDWARDS (Tulsa, Oklahoma, EEUU, 1922-Santa Mónica, Cal., EEUU, 2010)

El 14 diciembre de 2010 escribí “El cine norteamericano está en deuda con Blake Edwards.” Casualmente, al día siguiente día 15, Edwards falleció. Y ya no sé si iniciar así el comentario sobre sus películas es acertado. Cuestionaba yo con los coordinadores de este libro, como podrá hacer algún lector, la inclusión de un cineasta como el gran Blake en un libro de cine contemporáneo siglo XXI, alegando que pertenece por derecho propio al llamado cine clásico. Incluso cuando los Nuevos Cines cambiaron la comedia, modernizándola, entre 1958 y 1970 aproximadamente, Edwards se aferró al clasicismo, cuando parecía pasado de moda, al slapstick, el gag físico, el humor mudo, basado más en el gesto y la situación que en el diálogo o la perspectiva rupturista. Aunque cronológicamente no lo fuera stricto sensu, Edwards nació y murió clásico. Comenzó, de forma casual, de guionista de radio en 1942, año en también que debuta como actor de cine con sólo veinte años. En 1947 escribe guiones en Hollywood (el primero lo filma Lesley Selander en 1948, Panhadle), y debuta como director en 1954. Dirigió 34 películas en 39 años. El balance es desigual, con inicios prometedores, consolidación fabulosa, pequeño bache a mediados de los años setenta, renacer y lento decaimiento, por no decir declive, que duró una década, desde el excelente musical Víctor o victoria (1982) hasta la sexta y última obra de la serie Pantera Rosa, en 1993. Sus mayores logros son en los años sesenta, tanto escribiendo guiones para sí como dirigidos por otros, en especial por su fiel amigo Richard Quine; cuya cima juntos es La misteriosa dama de negro (The Notorious Landlady, 1962), joya de la comedia que ha caído en un olvido incomprensible. Como cierto cine de Edwards. De entre las comedias edwardianas destacan Operación Pacífico (Operation Petticoat, 1959), primera ocasión en la que contó con una gran estrella (Cary Grant), Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany’s, 1961), quizá su obra más conocida, al menos la más emitida en televisión, mítica por la presencia de Audrey Hepburn y por basarse en el relato de Truman Capote –que todos citan pero intuyo pocos han leído–, y que siempre me ha parecido un dramón, no una comedia, como se la cataloga; La pantera rosa (The pink panther, 1963), con un reparto all-star; 10, la mujer perfecta (10, 1979), ¡ay, ese bolero de Ravel!, y, por encima de todas ellas, El guateque (The party), gema brillante que gana con los años.

Sin embargo, como le ha ocurrido a Billy Wilder y algún otro, las comedias han eclipsado otras de sus películas, acaso las mejores, un thriller de suspense, un drama trágico y un western. Me estoy refiriendo respectivamente a Chantaje contra una mujer ((Experiment in terror, 1962), influida por el Vértigo de Hicthcock y con unos estelares Lee Remick y Glenn Ford, estéticamente impecable y todo un prodigio de dirección; Días de vino y rosas ((Days of wine and roses), la primera incursión seria de Hollywood en el alcoholismo visto desde el ámbito doméstico y un curioso western ‘crepuscular’ –estilo Peckinpah– Dos hombres contra el oeste (Wild Rovers, 1971), que pese a las mutilaciones en la sala de montaje (“Este film constituye una de las mayores desilusiones de mi carrera”, afirmó), conserva pulso, inventiva y cierta concepción artística de los espacios abiertos, además de una excelente dirección de actores, con un William Holden notable.

Ahora nos ha dejado, aunque él ya llevaba dos décadas retirado. Además, recurriendo al tópico, nos queda su cine, teñido de una agradable melancolía. Más que a la Audrey Hepburn cantando Moon river con su guitarra bajo el marco de la ventana, imagen que es ya todo un icono, uno prefiere recordar siempre a la dulce Claudine Longet cantando Nothing to loose, acompañada de otra guitarra mayor, frente a los asistentes al guateque, mientras de fondo, gesticula Peter Sellers, aguantando las ganas de hacer pis, con una comicidad inigualable. Hablo, claro está, de El guateque, para mí lo mejor de su larga carrera y una de las grandes, grandes comedias del cine. Algunos todavía creemos haber asistido a ese inolvidable guateque.

DIEGO MOLDES

Filmografía completa:

Venga tu sonrisa (Bring your smile along, 1955), He laughed last (El que ríe el último, 1956), El temible Mr. Cory (Mister Cory, 1957), La pícara edad (This happy feeling, 1958),Vacaciones sin novia (The perfect furlough, 1958), Operación Pacífico (Operation Petticoat, 1959), Buenos tiempos (High time, 1960), Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany’s, 1961), Chantaje contra una mujer (Experiment in terror, 1962). Días de vino y rosas (Days of wine and roses, 1963), La pantera rosa (The pink panther, 1963), El nuevo caso del inspector Clouseau (A shot in the dark, 1964), La carrera del siglo (The race, 1965), ¿Qué hiciste en la guerra, papi? (What Did You Do in the War, Daddy?, 1966), Gunn (1967), El guateque (The party, 1968), Darling Lili (Darling Lili, 1970), Dos hombres contra el Oeste (Wild Rovers, 1971), Diagnóstico: asesinato (The carey treatment, 1972), La semilla del tamarindo (The tamarind seed, 1974), El regreso de la pantera rosa (The return of the pink panther, 1975), La pantera rosa ataca de nuevo (The pink panther strikes again, 1976), La venganza de la pantera rosa (The revenge of the pink panther, 1977), 10, la mujer perfecta (10, 1979), Sois honrados Bandidos (S.O.B, 1981), Tras la pista de la pantera rosa (Trail of the pink panther, 1982), Víctor o Victoria (Victor / Victoria, 1982), La maldición de la pantera rosa (Curse of the pink panther, 1983), Mis problemas con las mujeres (The man who loved women, 1983), Micki y Maude (Micki + Maude, 1984), Así es la vida (That’s life!, 1986), El gran enredo (A fine mess, 1986), Cita a ciegas (Blind date, 1987), Asesinato en Beberlly Hills  (Subset, 1988), Una cana al aire (Skin deep, 1989), Una rubia muy dudosa (Switch, 1991) y El hijo de la pantera rosa (Son of the pink panther, 1993).

Bibliografía:

  • EDWARDS, Blake (1980). Revenge Of The Pink Panther, New English Library, Londres.
  • LEHMAN, Peter, & LUHR, William (1981). Blake Edwards, Ohio University Press, Athens-Ohio.
  • RUBÍN DE CELÍS, Santiago & RUBÍN DE CELÍS, Andrés (2004). BLAKE EDWARDS…. O atrapar un rayo en una botella, T & B, Madrid.
  • Internet: http://www.imdb.com/name/nm0001175/
Diego Moldes
diegomoldes@hotmail.com
No Comments

Post A Comment